Técnica FUSS

La técnica de la tira, denominada FUSS, es una técnica de trasplante capilar considerada obsoleta hoy en día, dado que en los últimos años se han conseguido grandes avances en los métodos de trasplante. A continuación mostramos las características básicas de esta técnica y de los nuevos métodos de trasplante.

Trasplante Capilar Fue vs Fuss

 

¿Qué es el tratamiento FUSS?

Para realizar el trasplante capilar con buenos y permanentes resultados, es necesario que los folículos extraídos sean de buena calidad para asegurar que el cabello implantado crezca de manera satisfactoria y no se vuelva a producir una nueva caída. Estos folículos se extraen normalmente del área de la nuca, ya que, como probablemente habrá observado, la mayoría de las personas no sufren la caída del cabello en esta zona (área donante).

Con el método FUSS se extrae una banda de piel del área donante, la cual se distribuye en pequeñas secciones de dos o tres unidades foliculares mediante microscopía de alta resolución, que permite preservar la integridad del las unidades foliculares.

Una unidad folicular no es más que un conjunto de cabellos agrupados en un mismo lugar, conteniendo cada una entre dos y cinco folículos.

A diferencia de lo que pueda parecer desde el exterior, el cabello humano crece en filas o remolinos y, considerando que las unidades foliculares pueden ser extraídas en grandes cantidades sin ser dañadas, es posible obtener un trasplante capilar con una densidad suficiente para poder garantizar un buen volumen de cabello.

En el caso de la caída de cabello por razones genéticas, el área afectada va quedando cubierta por cabellos <<miniaturizados>>. Los cabellos miniaturizados reciben este nombre debido a que son más cortos y de menor diámetro que el cabello normal del cuero cabelludo.

Vistas en el microscopio, es posible ver como las unidades foliculares se comportan como grupos de cabellos en crecimiento, disponibles por lo tanto para un trasplante capilar.

 

Trapianto Capelli Tecnica Fut

¿Cómo se extraen las unidades foliculares?

Primero se calculan la densidad y el número de unidades foliculares requeridas para el área donde van a ser implantadas. Para este propósito, los cálculos necesarios son llevados a cabo a fin de lograr la densidad capilar necesaria después del trasplante. Seguidamente, los llamados injertos son extraídos del área donante en la zona occipital usando procedimientos quirúrgicos.

En este punto es importante proceder con cautela y con la técnica apropiada para no dañar los folículos extraídos y poder llevar a cabo el trasplante. Para garantizar esto, la tira de tejido es extraída de una pieza utilizando un bisturí multiuso. Esto permite evitar la posibilidad de extraer unidades foliculares demasiado pequeñas y que estas se deterioren.

Por último, no menos importante, se sutura el área donante de donde se ha extraído la tira de cuero cabelludo. Quince días más tarde se retiran los puntos de sutura. La herida es suturada cosméticamente; no será visible a menos que lleve el pelo demasiado corto.

El método FUSS, descrito anteriormente, consigue resultados muy naturales gracias a que no produce daños en la estructura capilar durante el trasplante.

Ventajas de la técnica FUSS:

  • Se pueden extraer y trasplantar hasta 1500 unidades foliculares en poco tiempo.
  • La extracción es realizada en quince minutos aproximadamente (con el método FUE este proceso toma entre tres y cuatro horas)

Desventajas de la técnica FUSS:

  • Como sucede en cualquier intervención quirúrgica, el trasplante capilar con método FUSS requiere suturar la tira de piel que ha sido extraída, lo que es un inconveniente si desea llevar el pelo corto. La cicatriz será visible durante el periodo de tiempo en que el cabello vuelva a crecer.
  • Se administrará anestesia local en el área de extracción
  • No es posible una extracción de más de 1500 unidades foliculares.
  • Análisis de las unidades foliculares y almacenamiento en placas de Petri con una solución nutritiva para mantenerlas vivas.
  • Los injertos son implantados mediante cirugía.
  • El riesgo de inflamación, daños a los capilares y a los nervios del cuero cabelludo es notablemente superior en comparación con el método FUE.
  • Si usted reside en el Reino Unido, necesitará asistencia postoperatoria (cambio de vendas, retirada de puntos de sutura, revisión) que aumentarán el coste del proceso, ya que los seguros médicos no cubrirán estos costes.